top of page

Pan de Centeno

Recuerdo que mi mamá compraba pan de centeno alemán, lo comíamos con mantequilla tostado en el horno eléctrico que teníamos. Me parecía una delicia. Incluso, todavía hacemos sánduches de queso con pesto y tomates con pan de centeno. Cuando estudié cocina la clase de panadería fue una de mis favoritas. No hay nada más delicioso que comer pan recién salido del horno y aprender a hacerlo es una experiencia increíble.




No compro mucho pan artesanal por que soy capaz de acabármelo en un segundo. Pero definitivamente admiro mucho el arte de la panadería, la ciencia de los ingredientes, amasar y cuidar la masa (que al fin y al cabo es un alimento vivo, ver su evolución es una maravilla), etc. Los panaderos son unos artistas. 



Así como la panadería es un arte, requiere mucho tiempo también. Y por falta de tiempo debo admitir que me da pereza hacer pan en casa seguido. Por eso, en esta cuarentena desarrolle esta receta, siguiendo la tendencia de hacer un buen pan en casa de una manera muy sencilla. Esta receta es #FoolProof #ParaDummies #Overnight #NoKnead y todas las etiquetas que le quieras poner. No hay que amasar, se deja de un día para otro, no hay que tener un horno profesional con vapor, solo ganas de comer un buen pan al desayuno. El tiempo hace la magia en los ingredientes. Si quieren saber más sobre la ciencia detrás de esta receta todo se resume a la autólisis



Para 1 pan de 10 tajadas aproximadamente 

  • 330g (3 tazas) harina de trigo 

  • 30g (1/3 taza) harina de centeno 

  • 300g (1 1/4 tazas) agua tibia 

  • 8g (1 cucharada) levadura fresca o seca 

  • 9g (2 cucharaditas) sal


Procedimiento:

  1. En un bowl combina la harina de trigo y harina de centeno. Agrega la levadura fresca a la harina y disuelve espichando los grumos de levadura con tus dedos y harina. Si tienes levadura seca puedes disolverla en el agua y deja reposar 10 minutos. 

  2. Agregar el agua a la harina mientras incorporas con la mano. Es una masa bastante húmeda así que no te preocupes si se pega a tu mano. Agrega por último la sal y mezcla muy bien.

  3. Pasa esta masa a un bowl, lo puedes untar con un poco de aceite de oliva para que sea más fácil sacar la masa después. 

  4. Tapa con vinipel o un trapo el bowl y deja reposar y leudar la masa de 10-16 horas. 

  5. Saca la masa del bowl con la ayuda de una espátula de silicona sobre un mesón con suficiente harina. 

  6. Con los dedos mojados coge la esquina derecha superior de la masa y dóblala a la esquina izquierda baja. Repite con el otro lado. Luego dobla las dos esquinas superiores a la mitad. Puedes humedecerte los dedos con agua para que no se pegue la masa y sea mas fácil manejarla.

  7. Con la ayuda de las manos, forma una bola con la masa y ponla sobre un trapo con bastante harina para que no se pegue. Deja reposar media hora. 

  8. Pre calienta el horno a máxima temperatura y dentro de el un caldero de hierro con tapa apta para el horno. Si no tienes tapa puedes usar papel aluminio.

  9. Saca el caldero del horno con cuidado por que debe estar muy caliente. Espolvorea poca harina en el caldero y voltea la masa con la ayuda del trapo.

  10. Tapa el caldero y hornea a máxima temperatura por 30 minutos. Luego retira la tapa y hornea 15 minutos más. 

  11. Dejar enfriar media hora y cortar. 

19 visualizaciones0 comentarios

Comments


¿Quieres ser el primero en enterarte de recetas nuevas, próximas clases y contenido exclusivo?
¡Suscríbete a mi Newsletter!

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page